SUNNANTID 17 -- October -- 2017 MONAÞ
- - - -
Han pasado dias ᚸᚩᛞ ᛗᚩᚱᚷᛖᚾ - God Morgen - Buena Mañana - -
dias para Winterfylleþ Proximo cuarto: 1-January-1970 0:0

Wyrd

Viernes, enero 10, 2014

La palabra Wyrd procede de la lengua anglosajona, que si bien ha sido traducida en la actualidad como “destino” en el sentido fatídico debido a las interpretaciones de los antiguos poemas anglosajones, no necesariamente representa ese concepto de inevitabilidad ante un acontecimiento que ha sido marcado previamente. Wyrd es el ancestro de la palabra del inglés moderno “weird” que denota algo extraño o sobrenatural, o algo que está “fuera de lugar” y sin embargo existe, parte de esta concepción actual se relaciona con la idea original de wyrd. Tal vez la cita más significativa de wyrd en la literatura anglosajona esté dada en el poema de “El Vagabundo” (EardstapaThe Wanderer):

Wyrd byþ ful aræd!

¡El destino (wyrd) siempre se cumplirá inexorablemente!

De igual manera en el poema de Beowulf se encuentra citada la palabra wyrd múltiples veces, por ejemplo:

Gæð a wyrd swa hio scel

El destino (wyrd), ella siempre ocurrirá como debe ser.

Es interesante está última cita, ya que se contextualiza a wyrd como “hio” (hio, hie o heo significan “ella”, específicamente en género femenino), lo cual no es sorpresa ya que si se revisa la literatura nórdica se encuentran a las Nornir como a los seres de género femenino que manejan y tejen el destino de los hombres y dioses, análogamente en la lengua anglosajona las Nornir serían denominadas como las Wyrda (plural de wyrd) como las hermanas que manejan el destino, aunque sus nombres en ænglisc permanecen como un misterio ya que no quedaron registrados en la literatura, especulando por analogía lingüística pudiesen ser: Wyrd (Urðr en n.a.), Weorþend (Verðandi en n.a.) y Sculd (Skuld en n.a.). Otra cita del género femenino de wyrd se encuentra en el mismo poema del vagabundo:

Wyrd seo mære.

Wyrd, ella la honorable.

Aunque el género de la palabra original en anglosajón es femenino, por razones de contexto en este artículo nos referimos a wyrd con género neutro. Lingüísticamente weorþend proviene del verbo anglosajón weorþan  que significa “suceder” o que algo es “digno de ser o de ocurrir”. Por otra parte Sculd proviene del verbo anglosajón sculan que significa “deber ser” o “necesitar ser”, y que evolucionó al inglés actual como shall. Estas razones lingüísticas van formando la idea de lo que wyrd hubiese significado en el contexto germánico antiguo. En resumen se podrían entender a las tres Wyrda como: una la que proveé las cosas que fueron en el pasado, otra la que hace que las cosas ocurran en el presente, y finalmente la que marca la tendencia para las cosas que serán en el futuro. Sin embargo el concepto de wyrd como se mencionó con anterioridad, va más allá del determinismo de un destino fatal, y si bien las tres hermanas marcan el mecanismo y las tendencias de wyrd, hay otros elementos en juego que lo modifican igualmente.

Wyrda

Wyrda. Pintura sobre Tela. Artista: Gerardo Pozos.

La palabra “wyrd” se relaciona mucho con weorþan, y teorizando proyecciones lingüísticas se podría originar del proto-germánico “wurþ“, que da la idea de que algo sucede, pasa, gira, se desdobla, acontece. La idea de que algo va sucediendo mientras se desdobla y gira, remite a la idea del acto de hilar y tejer, concepto que va ligado íntimanete a wyrd y se encuentra mencionado en el Poema Rimado del libro de Exeter:

Me þæt wyrd gewæf, ond gewyrht forgeaf

Para mi lo que wyrd ha tejido, y los frutos de lo trabajado

Tal vez este verso integre los conceptos asociados de wyrd, entendiéndolo entonces como una red tejida  de causas y efectos, que a su vez interactúa con las decisiones y los actos realizados, para establecer el destino entrelazado de todos y cada uno de los seres, formando así la “red del wyrd” o wyrdeswebb.

De manera icónica las hermanas tejedoras Wyrda o Nornir, no solo son encontradas en la mitología germánica; basta recordar figuras similares como las Parcae romanas o a las Moirai griegas, aunque no se sabe con exactitud donde surgió el símbolo de las tejedoras ni como interactuó entre las diferentes culturas indoeuropeas.

Una concepción de Wyrd en el heathenismo actual.

Una concepción actual de wyrd en el ámbito heathen que se ha basado en estas y otras referencias tradicionales, es que wyrd es la red del universo, derivada y tejida del mismo árbol sagrado de los mundos denominado Eormensyl en anglosajón (Yggdrasil en n.a.), de alguna manera esta red es creada inicialmente por las Wyrda, pero no en una forma determinista o fatídica. Conservando la analogía del tejido, cada ser tiene su propio hilo o hebra que va interactuando con los hilos de todos los demás seres y formando al universo mismo, el hilo personal es denominado orlæg (orlög en n.a.) y si bien el orlæg es brindado inicialmente por las Wyrda y por nuestros ancestros como un legado y con una tendencia natural, el destino y las interacciones que  forme con los demás dependerá en gran medida de las decisiones que cada quien aplique, no hay diseño predestinado para ello. De alguna manera el hilo y la mecánica para tejer los hilos es provisto por las Wyrda, los patrones que surgen al tejer se forman de acuerdo a las decisiones y acciones propias y el resultado es el manto de wyrd mismo, viéndolo de esta manera  las acciones y decisiones presentes dependerán de las acciones y decisiones pasadas, y a su vez estas servirán como base para decisiones y acciones futuras, todo está conectado y relacionado. Probablemente aquí es donde opere el mecanismo fatídico de wyrd, no como un patrón o destino establecido, sino lo que está establecido irremediablemente es que toda acción tiene una consecuencia, y esas consecuencias son a su vez causas de nuevas acciones, esa sería la verdadera “inexorabilidad” de wyrd, nadie escapa a las consecuencias de sus propias acciones porque de esta manera es como se forja el orlægwyrd mismo.

El mencionar que todos estamos conectados en wyrd resulta mucho más complejo que la simple y romántica idea de que todos somos parte de lo mismo, esto es cierto; pero también es cierto que wyrd es de una dimensión inmesurable y para nuestras conciencias y manifestaciones limitadas en Middangeard, el tener la capacidad de visualizar en un amplio rango a wyrd resulta tarea complicada. Nuestro orlæg se origina de nuestro legado ancestral y tiene una tendencia “natural”, así se relaciona directamente con lo que convivimos cotidianamente, y en un ritmo decreciente e indirecto con todo lo demás, pero al final todo está interconectado. Tomemos por ejemplo a un alga microscópica en medio del Océano Pacífico, si bien estamos conectados nosotros y dicha alga mediante wyrd, difícilmente las acciones que ocurran con esa alga impactaran de manera significativa con nuestro propio orlæg y viceversa, sin embargo no deja de ser cierto que lo que suceda con esa alga tiene una repercusión en menor o mayor grado dentro de todo wyrd y esa repercusión, se va trasmitiendo a lo largo del tejido mismo en una cadena de efectos, como vibración a lo largo de una telaraña. También resulta cierto que en este momento y lugar la repercursión es mínima, pero wyrd no solamente ocurre en un momento determinado, sino es un contínuo que trasciende tiempo y espacio, lo que en este momento y/o lugar resulta impensable, pudiera ser inevitable en otro sitio y/o tiempo, wyrd es un tejido dinámico, que cambia y actúa de manera constante, cada acción por insignificante que parezca tiene una repercusión en mayor o menor grado en todo el tejido.

Pero wyrd no termina ahí, conjugando modelos teóricos modernos del universo, bien puediese ser multidimensional y ocurrir simultánemanete en distintos planos o “mantos tejidos”, existen un número infinito de probables acomodos o patrones para tejer los hilos, todos estos patrones existentes en algún lugar o en algún pensamiento que no necesariamente “existe” aquí y ahora. El manto tejido de wyrd podría bien recomodarse, o incluso cruzarse y regenerase así mismo de maneras distintas, originando así diferentes planos de realidades distintas, y de algún modo sincronizarse de forma armónica en determinadas circunstancias. Hasta aquí las posibilidades de pensamiento científico y wyrd quedan a reflexión individual.

Wyrd, honor y artes ancestrales.

Wyrd es amoral, las acciones realizadas no son juzgadas como “buenas” o “malas”, sino simplemente son acciones que producen consecuencias. Wyrd no premia, ni limita, ni castiga las acciones; simplemente hace funcionar el mecanismo de causa, decisión y efecto .

Una virtud descrita a lo largo de la literatura germánica es el honor (ar en anglosajón), y mediante este es como principalmente se puede construir y de alguna manera interactuar y guiar en forma consciente al propio orlæg y por ende a wyrd mismo, aquella persona que carezca de honor es incapaz de comprender, ni mucho menos de interactuar en conciencia con wyrd, y por lo tanto estará destinada a navegar a la deriva en el mar de causas, efectos y decisiones que ella misma es incapaz de comprender. Muchas de las antiguas artes de “magia” anglosajona tenían como objetivo precisamente observar de una manera más amplia a wyrd, y con este conocimiento poder “modificar su tendencia” para que se desarrollase de acuerdo a las intencionalidades establecidas por el “sabio” (wicca o witta en lengua anglosajona) que practicaba dichas artes. Ejemplos de ello los encontramos en el galdorcræft (magia de la palabra) y en el eardcræft (magia de la tierra), pero tal vez la más grande arte para conocer y guiar al orlæg y al mismo wyrd sea el runacræft o el arte de la magia rúnica.

Wyrd existe más allá de la materia formada y conocida en Middangeard, existe como energía que crea y destruye a los mundos y a todo el universo, originado del mismo vacio creador del Gin. Wyrd está vivo y vibrando, y produce sus propias melodías y frecuencias que por resonancia armónica son transmitidas y guiadas a lo largo de todo el tejido. No es casualidad que las runas se originen primordialmente como representaciones de sonidos, que ordenados dan forma a los lenguajes que trasmiten las ideas y las intenciones. Hablando en un nivel primordial, las runas son “sonidos” que hacen vibrar los hilos de wyrd y le trasmiten cierta intencionalidad con esa vibración, así como el lenguaje transmite pensamientos entre los que lo hablan.  Las runas son el lenguaje de Wyrd.

La runas se originaron en el sonido y luego se simbolizaron por patrones visuales en los distintos fuþarks germánicos (como el fuþorc por ejemplo). De la misma manera, recientemente el wyrd se ha simbolizado de manera visual, con base en arte tradicional (especulando de nuevo, encontramos un ejemplo en la placa de un escudo encontrado en Sutton Hoo), en lo que actualmente se ha denominado como “la red de wyrd” o wyrdeswebb, cuyos trazos contienen a las runas de todos los fuþarks germánicos conocidos, y a su vez da una idea visual del tejido del wyrd. El Runamann es la persona que comprende el lenguaje de wyrd, de ninguna manera “adivina” el futuro, sino que es capaz de visualizar a wyrd desde un punto de vista de entendimiento, y por lo tanto sabe como actuar con honor ante lo que se presente.

Wyrd oft nereð unfaegne eorl þonne his ellen deah

A menudo wyrd preserva al héroe condenado al fracaso cuando su ánimo prevalece por sobre todo.

Beowulf, líneas 572-573.

Wyrdes Webb - The Web of Wyrd

  • Alaric Albertsson. Travels Through Middle Earth.
  • Brian Banston. The Lost Gods of England.
  • J.R. Clark Hall. A Concise Anglo-Saxon Dictionary.
  • Swain Wodening. Hammer of the Gods: Anglo-Saxon Paganism in Modern Times.
  • The Complete Corpus of Anglo-Saxon Poetry. http://www.sacred-texts.com/neu/ascp/